Toluca “En donde está el Dios Tolo”

A más de 2 mil 600 metros sobre el nivel del mar y a sólo 60 kilómetros de la Ciudad de México, se asienta la quinta metrópoli más poblada del país, Toluca. Justo en las faldas del volcán Xinantécatl, montaña emblemática, conocida también como el “Nevado de Toluca”, comienza el hermoso valle que lleva el nombre de esa ciudad, y que en la antigüedad fue una zona lacustre donde se asentaron Toltecas, Matlazincas, Otomíes y Mexicas, como dan cuenta los vestigios arqueológicos de Calixtlahuaca y Teotenango.

Aún cuando no existen datos exactos sobre la fundación prehispánica de Toluca, la historia señala que en el siglo VII, fue poblada por los Matlatzincas, su nombre original fue Nepintahihui, ” Tierra de maíz”. El Cerro del Toloche, al norte de la ciudad, da origen a su nombre, que proviene de Tolocan y significa “En donde está el Dios Tolo, el inclinado de cabeza”. Este fue el nombre que le asignaron los Aztecas cuando conquistaron el territorio en 1473.

Esta tierra deslumbró a los españoles tras la “Conquista”, quienes levantaron conventos, templos y haciendas que aún se mantienen en pie. Ya en la época colonial, este valle era conocido por la elaboración de embutidos, en especial el chorizo, símbolo de identidad de la ciudad de Toluca.

Nuestra ciudad está a 500 años de su fundación. En 1521, Hernán Cortés mandó ese mismo año a Gonzalo de Sandoval a someter a los Matlazincas, y después de lograrlo designó a Pedro Cortés Coyotzin como gobernador indígena.

Posteriormente la evangelización se inició en 1524 con la llegada de los franciscanos, y con la construcción del convento y de la capilla abierta de la Santa cruz de los Otomís.

A partir del 30 de agosto de 1664 se le comenzó a designar ciudad de san José de Toluca con base en el titulo de corregidor, y es capital del Estado de México a partir del 12 de julio de 1830.

Podcast de Leyendas